wifi

Cómo mejorar tu wifi en simples pasos

El Wifi se ha convertido en uno de los equipos indispensables en cualquier ambiente donde se usa Internet; bien sea en el hogar o en el trabajo, en oficinas, lugares de educación, en un ciber, café, etc. Tiende a desaparecer el uso del cableado, prefiriendo siempre las soluciones inalámbricas. No obstante, en ciertas ocasiones el Wifi tiende a funcionar de modo lento, o bien sin suficiente capacidad para hacer llegar la señal a aparatos alejados del dispositivo que capta el Internet.

¿Usas un dispositivo Wifi? Quizás, has experimentado lentitud o dificultad para tener una señal de Internet constante. Para solventar este problema, hay diversos trucos que son conocidos por la mayoría de las personas. No obstante, existen otros tips que pueden ser de utilidad. En el presente post, presentamos algunos consejos para lograr que la conexión del wifi alcance toda su capacidad.

Los mejores consejos para optimizar la señal de Wifi

Hay varias maneras de lograr la máxima capacidad de señal en un router. Algunos consejos son simples, ya que atañen la colocación del router en un sitio adecuado. Otros tips consisten en actualizar los controladores, colocar algunos añadidos al hardware, así como en controlar la cantidad de dispositivos conectados. Detallamos estos consejos a continuación.

Cuidar la ubicación del router

Es el primero de los tips que siempre se recomiendan. No todos los lugares son buenos para el router. Por ejemplo, sucede que hay que ubicarlo lejos de objetos y aparatos que emiten ondas de tipo electromagnético: radios, microondas, altavoces, televisores, mando a distancia de TV, etc.

A su vez, hay una gama de materiales que pueden interrumpir la frecuencia del wifi: vidrio, madera, las espumas, el cartón, así como los plásticos. Se añade que el router no debe estar escondido en un sótano o sitio de complicado acceso. Las ondas deben poder fluir hacia todos los dispositivos planificados. 

Mantener actualizado el firmware

Es el soporte de los dispositivos electrónicos. Se trata de un programa de bajo nivel, el cual puede ser más bien considerado como un código. Es importante señalar que es diferente un “firmware” a un “driver”. Muchas veces, ambas cosas se confunden. Detallamos las diferencias a continuación:

  • El firmware: se instala en el dispositivo, que en este caso es el router. Además, tiene un peso menor y el método de instalación es diferente.
  • Los drivers: un driver se instala en el sistema operativo de un ordenador, permitiendo desde ese sistema operativo controlar y comunicarse con un dispositivo externo.

En este caso, desde el sistema operativo no se controla el router. En dado caso, se controla el wifi que capta la señal del router. El router utiliza un firmware, que debe ser actualizado cada cierto tiempo. Ésta actualización se realiza con pasos como los siguientes:

  • Abrir un navegador con señal conectada al router
  • Buscar la página del fabricante del router y entrar en la sección de actualizar el firmware
  • Se necesita el admin y la contraseña
  • Por lo general, se entra al mismo sitio se cambia la contraseña; solo que esta vez se accede a cuestiones de administración avanzadas, sección actualizar firmware (en cada router es diferente, por eso se explica un procedimiento genérico)
  • Hay que comprobar si existen nuevas versiones del firmware. Si es así, se pide la opción “actualizar”. Al aceptar esta opción se empieza la actualización.

Importante: la actualización de firmware es un proceso delicado. Si se interrumpe la actualización, el dispositivo se daña. Por eso, hay que hacerlo en equipos conectados a un UPS en caso de fallo de electricidad. A su vez, se requiere no salir de la pantalla del navegador y no cancelar nada hasta que se confirme al 100% esta actualización.

mejorar wifi

Usar un PLC o un repetidor

Estos dispositivos se encargan de extender la señal emanada del router. Lo hacen de manera diferente, bien sea repitiendo esa seña o usando el cableado eléctrico para ello. Ambas alternativas se pueden comprar por un precio asequible y son fáciles de usar. Las explicamos a continuación.

La tecnología PLC

Sucede que las siglas PLC significan: “Power Line Communications”. Se trata de aparatos que captan la señal del router y la movilizan por medio del sistema eléctrico, usando el cableado. Su modo de funcionar es el siguiente:

  • En caso de que se tenga el router en una estancia y la señal no llegue a otra, se pueden usar los enchufes de ambos espacios para solventar este problema.
  • Se usan dos dispositivos:
    • El primero se conecta a un enchufe cercano al router. Es el encargado de captar la señal de Internet y llevarla por el cableado de electricidad.
    • El segundo, se conecta en un enchufe cercano al equipo donde se desea usar la señal web. De esa manera, la señal viaja por el cableado sin inconvenientes. 

Es una alternativa que se usa de modo frecuente, siendo cada vez más usado. No obstante, también se puede “repetir” la señal del router, haciéndola “rebotar” para que tenga la debida intensidad. 

Los repetidores

Estos repetidores captan la señal inalámbrica y la dirigen hacia zonas específicas. Los repetidores son como un puente, el cual direcciona la señal hacia ciertos lugares. De esa manera, la señal no se desperdiga; sino que se concentra.

Estos repetidores deben ser colocados entre el router y el dispositivo que debe tener la señal de Internet. Perfectos para ser usados en lugares con muchos muros, o donde el router ha quedado en un espacio un tanto oculto.

Una antena grande y fuerte

Muchas veces, el problema es la ausencia de intensidad. La señal del router es corta. Para solucionar esto, se puede reemplazar la antena por otra de mayor tamaño y calidad. Es una solución un tanto sencilla, que sólo requiere conseguir una nueva antena que se adapte al router. Por lo general, la conexión de la antena es genérica; por lo que no es algo complicado.

Mantener solo cierta cantidad de dispositivos conectados

Si muchos dispositivos se conectan a una misma señal de Wifi, esta señal será insuficiente para todos. Por lo tanto, se necesita tener controlada la cantidad de dispositivos conectados. Para ello, lo más común es tener una contraseña muy blindada; solamente usada por quienes se conectan al dispositivo.

En ciertos casos, quien controla la red Wifi es quien conecta cada aparato que se conecta a esta red. Asimismo, nunca es imposible que aparezca algún “hacker” capaz de robar la contraseña, o bien que alguien “preste” la contraseña de modo indebido. Por eso, también se recomienda usar software capaz de detectar los dispositivos conectados y sacarlos de la red cuando sea necesario.

Seleccionar un canal wifi poco congestionado

Ocurre que la señal del router se transmite por varios canales, los cuales se miden en Ghz. Desde hace tiempo, se ha usado la banda de 2,4 Ghz, con la cual se crea el conocido estándar de IEEE 802.11. No obstante, sucede que hay otra buena calidad de canales. Por lo general, existen para el wifi hasta 13 canales. No obstante, en norteamérica hay 11 y en ciertos lugares del planeta existen 14.

Lo ideal es usar la reciente banda de 5 Ghz. No obstante, no todos los routers pueden hacerlo. Por lo tanto, una opción siempre es trabajar con una banda que no esté tan congestionada. En el ordenador, se puede cotejar cuál banda se usa. Se recomienda cambiarla por otra banda que esté alejada de la actual, tanteando. En una de esas bandas se puede notar mejor fluidez de la conexión, lo que significa que está poco congestionada.

Cambiar a 5 Ghz

Con este nombre se cataloga la banda de conexión que opera con las ondas radiales de 5 Ghz. Los dispositivos viejos solo pueden captar el canal de 2,4 Ghz; el cual es más lento en conexión y tiene más interferencias (más aparatos funcionando y señales en ese canal). Por eso, siempre es mejor conectarse a la red de 5G. No obstante, el problema está en que no todos los dispositivos pueden conectarse a este canal. 

Las diferencias de velocidad son evidentes. Una red 4G alcanza solo velocidades entre los 50 y los 60 Mbps. En cambio, las redes de 5G logran un estándar muy superior, con hasta 867 Mbps de velocidad. No obstante, sucede que una red 5G tiene menos radio de cobertura que las redes 4G. Por eso, al usar la conexión 5G en una señal wifi, quizás debas combinarla con repetidores o sistemas PLC.

Reiniciar el router cada cierto tiempo

Un router suele estar encendido todo el tiempo, debido a que su conexión se necesita de modo constante. Sin embargo, es prudente reiniciar el router cada cierto tiempo por las siguientes razones:

  • Se cambia la IP y se evitan bloqueos temporales
  • Se realizan de modo automático las actualizaciones y parches
  • Se eliminan los pequeños errores y saturación de información que se va acumulando
  • Cuando un router se apaga y prende, se reinicia automáticamente desde cero; lo cual ayuda a borrar errores

Finalmente, esta acción ayuda a eliminar posibles hackers. Al reiniciarse el aparato, los intrusos pierden la información acumulada: la IP y posibles datos. A esto se añade que también es prudente cambiar de contraseña cada cierto tiempo.