batería rendimiento

Mejorar rendimiento de batería en Android

Los teléfonos móviles son un instrumento esencial en nuestra cotidianidad, por ello es muy importante prestar atención a la durabilidad de sus baterías. Además, el tiempo de autonomía es un aspecto técnico relevante cuando seleccionamos un modelo para su compra. Es la combinación del rendimiento y de la potencia lo que nos indica si es una buena decisión. 

Puede que haya algunas diferencias notables entre los modelos con mayores núcleos de CPU y con más memoria RAM. Sin embargo, cuando una batería no puede soportar mantener activas todas las funciones del móvil es cuando se convierte en un problema. Generalmente, los modelos de gama alta o premium poseen baterías bastante potentes con un valor de cuatro cifras mAh (miliamperios/hora). A medida que aumenta esta numeración se supone que hay un mayor tiempo de autonomía garantizado, incluso de días con continuo uso. 

Precisamente los usuarios valoran la posibilidad de no depender de una fuente de alimentación y tener que usar un enchufe para conectarse periódicamente. Las nuevas generaciones de smartphone se han centrado en esta necesidad y poseen ciertos cambios en su funcionamiento que permite alargar el tiempo de duración. Incluso, para optimizar el uso de energía y lograr una mayor eficiencia energética se hacen cambios en la pantalla y en el software. 

A continuación te presentamos varios consejos para mejorar el rendimiento de la batería en dispositivos Android. Además, son de ayuda para prolongar la vida útil y asimismo para prevenir posibles daños a causa de una mala manipulación. En todo caso cuando se presenta un fallo o su rendimiento está en declive deberás plantearte la sustitución del mismo. 

Identificar y deshabilitar las aplicaciones que consumen mayor cantidad de batería

Cuando un móvil no está en uso o está en modo de hibernación algunas aplicaciones permanecen activas. Es decir, ciertas aplicaciones se mantienen permanentemente en funcionamiento, lo que ocasiona que un mayor porcentaje de batería se consuma. Por consiguiente, sin que nos demos cuenta al poco tiempo se agota la batería. 

Para dar solución a este problema se aconseja hacer cambios y deshabilitar las aplicaciones que no necesitamos activas en todo momento. Para ello nos dirigimos al menú de “Configuración” y en la sección de “batería/energía” hacemos los cambios correspondientes. Allí hay una sección dedicada a las aplicaciones que normalmente siempre se están ejecutando, e incluso consumiendo memoria RAM. También se muestra un gráfico detallado con los porcentajes. 

Activar el modo de ahorro de batería

Hay móviles que incluyen la función de modo de ahorro de batería. Su funcionamiento es muy sencillo y consiste en desactivar todas las funciones menos importantes. Además, restringe ciertos procesos que ocurren en segundo plano como las actualizaciones automáticas. La idea es que la batería se use solamente en las funciones que tienen prioridad. 

También en algunos modelos a esta opción se le llama “batería adaptativa”. Igualmente, es posible elegir en una lista de aplicaciones las que se restringen para que consuman energía. Básicamente, se trata de una funcionalidad que nos permite monitorear las aplicaciones en tiempo real, e incluso se reciben notificaciones. 

Reducir el brillo de la pantalla 

Este es un consejo básico y muy útil que ofrece buenos resultados, incluso para proteger nuestra vista. Al cambiar la configuración por defecto en cuanto al brillo o luz automático, conseguimos un gran ahorro de batería. Asimismo, también se debe cambiar el tiempo en que se mantiene activa la pantalla cuando no está en uso. 

En el menú de configuración generalmente hay un apartado dedicado a la pantalla y sus ajustes. Allí es donde se pueden hacer todos los cambios, incluso para reducir el tiempo de espera. Asimismo, en ciertos modelos encontramos una opción llamada “modo oscuro” que nos permite ahorrar en batería y también descansar la vista. 

Deshabilitar Widgets, sonidos y vibraciones 

Básicamente debemos programar el móvil de manera que solo realice y ejecute las funciones y aplicaciones que son necesarias. Sin que nos demos cuenta, gran parte del porcentaje de la batería se consume por causa de funciones activas que no usamos. Los widgets son un buen ejemplo porque no todos son útiles, y los que dejamos activos se actualizan en segundo plano. 

Asimismo, ocurre con los sonidos de ciertas notificaciones o acciones como las emitidas por el teclado. Esto es un consumo de recursos innecesario a largo plazo. Igualmente ocurre con las vibraciones que son las responsables de que un gran porcentaje de batería se agote en poco tiempo.