tarjeta SD

Cómo mover las aplicaciones de android a tarjeta SD

Los primeros dispositivos móviles dependían del uso de una memoria externa para poder funcionar correctamente. Es decir, esta expansión de tamaño variable garantiza que se puedan instalar las aplicaciones sin generar complicaciones en su funcionamiento. Eventualmente, con los cambios y las mejoras realizadas a estos equipos, esto dejó de ser un problema. 

De hecho, en la actualidad los móviles vienen con suficiente memoria interna como para no depender de una tarjeta microSD. La comparación refleja los siguientes datos: los primeros móviles solo contaban con 512 mb. En cambio los modelos actuales tienen de 16, 32, 64 GB y hasta 1 TB de almacenamiento. Sin embargo, una memoria externa sirve de respaldo, específicamente para guardar información de forma independiente. 

Aún hoy en día la mayoría de los dispositivos móviles con sistema Android emplean el uso de las memorias externas. Ello se debe a que aún hay usuarios que tienen la necesidad de expandir el almacenamiento disponible para distintos usos. Además, en ciertos modelos se puede comprobar que tener mayor espacio interno disponible mejora notablemente el rendimiento del equipo

Por otra parte, hay aplicaciones que demandan una gran cantidad de almacenamiento y también de memoria ram. Por consiguiente, para estos casos en específico se buscan alternativas que nos ayuden a poder Instalarlas y usarlas sin generar conflictos. La opción de mover las aplicaciones está disponible desde la versión Android 6.0 Marshmallow y sigue activa, incluso en las nuevas versiones más recientes como Android 12. 

Procedimiento para mover apps desde el almacenamiento interno a la tarjeta SD 

Antes de iniciar con el proceso de traspaso se recomienda hacer una limpieza y respaldo de la información contenida en la tarjeta. De esta manera nos aseguramos de que haya más espacio disponible y también protegemos información personal importante. Estas opciones están disponibles en el menú de ajustes, hay que elegir primero la opción llamada copia de seguridad y después que termine el proceso se elige la función de formatear. 

El procedimiento que se describe a continuación es compatible con la mayoría de los dispositivos móviles actuales. Sin embargo, algunos pasos podrían no coincidir con el mismo formato de la interfaz del sistema en ciertos modelos. Pero básicamente son los mismos pasos básicos y son los siguientes: 

  • Acceder al menú de ajustes. 
  • Acceder al apartado de aplicaciones 
  • Elegir la opción de mover aplicaciones a la tarjeta SD. 
  • Aparece un listado con todas las aplicaciones instaladas en el dispositivo. Algunas son las preinstaladas y las otras son las que han sido descargadas por el propio usuario. Estas últimas son las que se pueden mover a la tarjeta SD. 
  • Elegir la o las aplicaciones a mover y elegir la opción llamada mover o cambiar. 
  • Se abre una ventana que despliega varias opciones y elegir la tarjeta SD como nueva ubicación. 
  • Esperar a que el proceso de cambio se ejecute, puede tardar varios minutos. 

Para comprobar que efectivamente este proceso se hizo con éxito solo debemos volver a acceder a la opción llamada aplicaciones. Desde allí localizamos la o las aplicaciones movidas. Al solicitar información se indica que su ubicación actual es en la tarjeta SD. En caso de querer revertir los cambios, solo es cuestión de seguir el mismo proceso a la inversa

Rootear el móvil

La otra opción es rootear el móvil, pero es la menos recomendada, sobre todo cuando el usuario no tiene experiencia realizando este tipo de intervenciones. Básicamente, se trata de intervenir en el sistema para cambiar su funcionamiento actual. Esto se hace en aquellos casos en donde buscamos liberar la memoria interna de aplicaciones que son preinstaladas por el fabricante. Estas mismas por defecto no pueden ser movidas a la tarjeta SD. 

Este es un proceso complejo para el cual se recomienda buscar un tutorial que explique cada paso. Generalmente se usa el programa Partition Wizard Free Edition, que sirve para particionar la microSD. Su funcionamiento es sencillo y se usa desde un ordenador. Además, es importante que una parte del almacenamiento de la tarjeta debe quedar sin formatear.