cargar móvil

¿Por qué carga lento el móvil? 

La batería es una parte fundamental de un dispositivo móvil, ya que sin él prácticamente no sería posible hacerlo funcionar. Esta fuente de energía se fabrica en distintos tamaños y capacidades de almacenamiento. Por ello, en el mercado encontramos de varios tipos, modelos y marcas; a su vez que la calidad varía en cada caso. 

Eventualmente, a causa del uso constante o debido a una mala manipulación, puede presentarse un problema que repercute en el correcto funcionamiento de la batería. Es cuando se presentan fallos técnicos que evitan que se haga una recarga rápida y completa. 

La lista de posibles causas es amplia, así como también son varias las soluciones y técnicas de prevención que se pueden poner en práctica. A continuación ahondamos en las causas más comunes que explican por qué carga lento el móvil. Asimismo, se aportan consejos y las mejores soluciones para cada uno de estos casos. 

El cargador se encuentra en malas condiciones o está dañado

El cargador es el accesorio que se usa para suministrar energía a la batería. Por ello se compone de dos salidas, una es el enchufe que se conecta a una fuente de energía eléctrica y la otra es la que se conecta al móvil. Este accesorio en ocasiones presenta fallos estructurales que afectan su funcionamiento

Es muy común que no se almacene de forma adecuada, lo que afecta al cable por doblarlo o estirarlo demasiado. También puede ser un problema de conexión con el enchufe o puerto USB. Esta pieza puede que tenga un desperfecto en sus conexiones internas que evita que pase energía a través de él. 

La solución es simplemente comprobar qué efecto tiene en el móvil conectarlo a otro cargador. Si al hacer esto se comprueba que si carga entonces hay que sustituir el cargador. Para estos casos en particular se recomienda invertir en productos originales y que preferiblemente sean de la misma marca. 

Suciedad en el puerto USB

Es un problema común que el polvo y la suciedad evitan que el puerto USB se conecte correctamente. Por consiguiente, la velocidad de carga disminuye así como también puede generar un problema eléctrico con lo cual el terminal no carga con normalidad.

Siempre se aconseja mantener el cargador en un buen estado al limpiarlo periódicamente. Además, se debe prestar especial atención a que no se acumulen pequeñas partículas de polvo en las ranuras del conector. Asimismo, no se aconseja usar productos químicos de limpieza agresivos, así como tampoco usar agua y jabón. Es preferible limpiar en seco con un paño que es la solución más sencilla. 

Batería dañada

Por lo general se estima que el tiempo de vida útil de una batería es de dos años. Pero esto solo es posible si su uso es el correcto. Además, con el paso del tiempo y dependiendo del uso, es inevitable que se reduzca la capacidad y la velocidad de carga

La solución es comprar una batería nueva y original, para luego sustituirla fácilmente porque es una pieza extraíble. Sin embargo, este sería un procedimiento que requiere de la intervención de un técnico cuando se trata de móviles que están cerrados herméticamente. 

La carga más lenta de lo habitual es uno de los principales síntomas de degradamiento de una batería. Se acompaña de bajones repentinos en el porcentaje, incluso hay casos donde nunca llega a una carga completa del 100%. 

Se pueden implementar una serie de medidas de prevención que son de mucha ayuda. Por ejemplo, no se recomienda mantener cargando el móvil durante varias horas. Se aconseja que una vez la carga se complete se desconecte y vuelva a cargar cuando la batería se encuentre en el 50%. Asimismo, es muy común escuchar decir que no se debe usar el móvil mientras se está cargando para así evitar que su tiempo de vida útil se reduzca.